La obesidad y su origen

16 Mar
Por Lolybel Negrín
 
 
 
 
 
 
 

 

Constantemente a través de los medios de comunicación oímos hablar de la obesidad y pensamos que eso es algo ajeno a nosotros, que  se trata de una enfermedad que sólo padecen las personas con muchísimos kilos de peso o aquellos que están postrados en una cama porque los rollos de grasa no los dejan moverse. Sin embargo, desde el punto de vista médico el sobrepeso se define por el Índice de Masa Corporal

( IMC) y  tal vez no pesas muchos kilos y aún  así tienes obesidad sin saberlo.

¿Qué es la Obesidad y por qué se produce?

La obesidad es la acumulación excesiva de grasa corporal que constituye una enfermedad multifactorial (es decir, producida por varios factores), que es crónica y  cuyo tratamiento es multidisciplinar (médicos, dietistas, enfermeras, educadoras, psicólogo) y complejo, ya que si se abandona, se vuelve al punto inicial y se recupera el peso perdido.

Asimismo, la obesidad es un factor de riesgo relevante tanto para contraer enfermedades físicas como para desarrollar problemas psicológicos importantes (problemas sociales, problemas de autoestima, etc.). Según la APA (American Psychological Association)  el riesgo de muerte de las personas obesas es entre el 50% y el 100% más alto que el de los individuos de peso normal.

Para saber si se es obeso o sólo se tiene sobrepeso la medida estándar utilizada es el Índice de Masa Corporal del cual ya hablamos en el blog. Se ha establecido que los hombres y mujeres con más de un 25% de grasa corporal tienen sobrepeso y  con más del 30% son obesos (ver post sobre el IMC).

 Causas de la obesidad

Falta de balance energético
Según el blog comesalud en la mayoría de las personas, el sobrepeso y la obesidad se producen por falta de balance energético. Para que haya balance energético, la energía que se ingiere en los alimentos debe ser igual a la que se gasta.La energía que se ingiere es la cantidad de energía o de calorías que se obtiene de los alimentos y bebidas.
La energía que se gasta es la cantidad de energía que el cuerpo usa en funciones como respirar, digerir los alimentos y hacer ejercicio.
Si con el tiempo la energía que se ingiere y la energía que se gasta son iguales, el peso sigue siendo el mismo.
Si la energía que se ingiere es mayor que la energía que se gasta, al cabo de un tiempo el peso aumenta.
Si la energía que se gasta es mayor que la energía que se ingiere, al cabo de un tiempo el peso disminuye.

  • Un estilo de vida poco activo

    Muchas personas no hacen suficiente ejercicio físico. Pasan muchas horas frente al televisor o la computadora, usan el auto para ir a todos lados en vez de caminar, entre otras. Las personas poco activas tienen más probabilidades de subir de peso porque no queman las calorías que consumen en los alimentos y bebidas.
  • Medio ambiente

    Nuestro medio ambiente siempre contribuye a que no tengamos hábitos saludables:
    – Falta de aceras en los vecindarios y de lugares seguros de recreación.
    – Los horarios de trabajo. Muchas personas se quejan de no tener tiempo para hacer ejercicio porque tienen que trabajar muchas horas y pasan mucho tiempo yendo entre la casa y el trabajo.
    – Las raciones extragrandes de comida
    – La falta de acceso a alimentos saludables. Algunas personas no tienen en su vecindario supermercados que vendan alimentos saludables, como frutas y verduras frescas. Para otras personas, estos alimentos son demasiado caros.
    – La publicidad. Estamos rodeados de avisos publicitarios de la industria de alimentos y la mayoría son de comidas y golosinas altas en grasas, dulces y comida rápida.
    – Los genes y los antecedentes familiares. El sobrepeso y la obesidad tienden a ser hereditarios. 

Afecciones o problemas de salud

Algunos problemas hormonales pueden causar sobrepeso y obesidad, entre ellos el hipotiroidismo (actividad baja de la glándula tiroides), el síndrome de Cushing (afección de las glándulas suprarrenales) y el síndrome del ovario poliquístico.

Medicinas

Hay medicinas que pueden provocar aumento de peso como los  corticoesteroides (presentes en algunos antialérgicos), antidepresivos y anticonvulsivantes. Estas medicinas pueden disminuir la velocidad en la que el cuerpo quema calorías, aumentar el apetito o hacer que el cuerpo retenga más agua, todo lo cual puede conducir a un aumento de peso.

Factores emocionales

Algunas personas comen más de lo acostumbrado cuando están aburridas, enojadas, deprimidas o estresadas.

Hábito de fumar
Algunas personas aumentan de peso cuando dejan de fumar, sin embargo, fumar representa un grave riesgo para la salud y dejar de hacerlo es más importante que la posibilidad de aumentar de peso.

Edad

A medida que uno envejece, tiende a perder masa muscular, especialmente si hace menos ejercicio. La pérdida de masa muscular puede disminuir la velocidad a la que el cuerpo quema calorías.
Muchas mujeres aumentan peso durante la menopausia y tienen más grasa alrededor de la cintura.

 

Embarazo

Durante el embarazo, la madre aumenta de peso para que el bebé reciba los nutrientes adecuados y se desarrolle normalmente. Después del parto, a algunas mujeres les cuesta trabajo bajar de peso. Esto puede llevar a sobrepeso o a obesidad, especialmente después de varios embarazos.

 

Falta de sueño

En algunos estudios se ha observado que las personas que duermen 5 horas cada noche tienen más probabilidades de tener sobrepeso o de ser obesas que las que duermen 7 ú 8 horas. Durante el sueño se liberan hormonas que controlan el apetito y uso de la energía por parte del cuerpo. Ejemplo de ello son la liberación de insulina, grelina y leptina.

¿Qué riesgos implican el sobrepeso y la obesidad para la salud?

Enfermedad de las arterias coronarias
Presión arterial alta
Derrame cerebral
Diabetes de tipo 2
Síndrome metabólico
Cáncer
Osteoartritis
Apnea del sueño
Problemas de la reproducción
Cálculos en la vesícula
Problemas de salud relacionados con el sobrepeso y la obesidad en niños y adolescentes

En el futuro explicaremos detalladamente en qué consiste cada uno de estos padecimientos y su relación con el sobrepeso. Apreciamos tus comentarios y saber si te pareció útil este artículo.

 Fuentes: Centro Clínico de Psicología Previ, en España, Clínica Universitaria Pamplona, Departamento de Pediatría, España y el blog comesalud.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: