¿Qué como en la cena?

24 Oct

Si te acostumbraste a comer fuerte en el almuerzo y algo ligero en la cena, como un sánduche o un cereal con leche descremada, probablemente te costará muchísimo cumplir con una dieta que te obligue a cenar sólo proteínas y vegetales, como un pollo horneado o una carne a la plancha con ensalada. En muchas dietas y muchos médicos recalcan la importancia de disminuir los carbohidratos en la tarde-noche, es decir a la hora de la cena. Yo he oído de dietas que dicen que te comas una manzana en la cena y otras que te dicen ni pruebes las frutas después de las 3 de la tarde. Entonces, según el régimen que te indique tu nutricionista dependerá lo que te puedas comer en la noche o no. Si eres como yo y tu médico te recomendó que no comieras carbohidratos en la tarde-noche, pero estás acostumbrada al sanduchito, al cereal o al yogurt. Te voy mostrar tres recetas perfectas, bajas en carbohidratos o con cero carbohidratos, que puedes comer libremente en la cena y una merienda deliciosa y baja en carbohidratos y calorías, que puedes disfrutar de vez en cuando sin que te asalte la culpa.

Enrollados de lechuga (total 311 calorías)

Ingredientes:

2 hojas de lechuga, grandes

4 rebanadas de pechuga de pavo cocida ahumada

2 rebanadas finas de aguacate (palta) pelado

2 trozos finos de tomate (jitomate), en forma de cuña

2 cucharada de ricota en crema aderezada con pimienta y sal.

Preparación:

Sobre cada hoja de lechuga, coloca las 2 rebanadas de pechuga de pavo, la cucharada de queso ricota aderezado con pimienta y sal, el trozo de tomate y la rebanada fina de aguacate. Enrolla la lechuga como si fuera una fajita mexicana. Disfruta de un rico sánduche de lechuga con bajo porcentaje de carbohidrato y cero harinas.

Rollitos de berenjena (320 calorías)

Ingredientes:

3 rebanadas de berenjenas cortadas a 5 milímetros de espesor

2 cucharadas de queso ricota

1 cucharadita pequeña de aceite de oliva extra virgen

3 rebanadas de pechuga de pavo cocida ahumada

Hojitas de Orégano al gusto

Sal y Pimienta al gusto

Mondadientes o palillos de madera

Preparación:

Corta las berenjenas en rebanadas de unos 5 milímetros de ancho aproximadamente. Con un cuchillo untas las berenjenas con el queso ricota, le pones 1 rebanada de pavo por cada rebanada de berenjena, las enrollas como si fuese un brazo gitano y las aseguras con el mondadientes para que no pierdan su forma. Colócalo en una bandeja y riega un poquito del aceite (la mitad de la cucharadita en el piso de la bandeja, justo debajo de cada rollito y por encima de los rollitos), espolvorea las hojas de orégano seco o fresco por encima y mete en el horno a 180° por media hora o hasta que las berenjenas estén tiernas.

Omelette de espinacas (89 calorías con el aceite, 39 calorías sin el aceite)

Ingredientes:

50 grs de espinacas cocidas o al vapor

2 claras de huevos

Sal y Pimienta al gusto

1 cucharadita de aceite de oliva extra virgen

Preparación:

En la licuadora bates ligeramente (cuenta hasta 3 en tu mente rápidamente desde que prendes la licuadora hasta que la apagas) las claras de huevo, las espinacas cocidas, la sal y la pimienta al gusto. En un sartén de teflón riega con una servilleta la cucharadita de aceite de oliva extra virgen, para evitar que se pegue el omellete, pero si tu sartén funciona perfecto o es nuevo, omite el aceite y cocina el omellete sin nada de grasa.

Esta es una cena perfecta para cuando no quieres comer ningún carbohidrato a esta hora.

Merienda sin culpa

Torta de Queso o Cheesecake alta en proteínas: (Una porción: 1/8 de la torta, tiene 300 calorías)

Ingredientes:

500 grs. de queso crema light. Si no se consigue se puede sustituir por una mezcla de 250 grs de queso crema normal con 200 grs de ricotta mezclada con 50 grs de crema de leche ligera.

1 1/2 taza de endulzante artificial en polvo. (Splenda granulado)

3 huevos

1/2 taza de crema de leche ligera

1 cucharada de esencia de vainilla

1/2 cucharadita de sal.

1 cucharada de margarina Light derretida

Para la cobertura:

½ taza de fresas o frutillas cortadas en pedazos con 2 cucharadas de splenda.

Preparación:

Se procesa el queso crema o la mezcla de quesos y crema con el endulzante hasta lograr una crema homogénea, luego se incorporan los huevos uno a uno, se finaliza con la crema de leche, la vainilla y la sal. La cucharada de margarina light es para aceitar el recipiente donde se va a hornear la torta o cake. Para cocinar y que quede cremosa el truco está en colocar el horno a 150 ºC y hornear por una hora, también se puede poner un poco más alta la temperatura del horno y hornear en baño de maría, se crea el mismo efecto. Una vez lista la torta se apaga el horno y se deja enfriar dentro del horno. Al final, cuando esté fría y se vaya a desmoldar, se mezcla la fruta picada con el endulzante y se deja reposar por 5 minutos. Se le coloca esta salsa de fresa por encima a la torta. También puedes comértela sin frutas, si te las prohibieron en la noche.

Así quedó la torta de queso que hice esta semana. Hay que resaltar que sabe igual a las que se hacen con azúcar y harina y tiene  la mitad de las calorías ( una torta de queso normal con azúcar, harina, etc,  tiene 610 calorías por porción).

Si te gustó este artículo compártelo con  tus amigos en Facebook y Twitter en los botones que están debajo.

Lolybel Negrín Pantoja

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: